miércoles, 5 de junio de 2013

Calabacín al horno con gambones y cebolla caramelizada


   Como todos los comienzos de verano nos acordamos de la operación bikini a si que he decidido poner una receta que puede hacer más atractiva una dieta.
   Ingredientes: - 1 calabacín.
                       - 1/2 cebolla.
                       - 8 gambones.
                       - Vino tinto.
                       - 2 cucharaditas de azúcar moreno.
                       - 1 chorrito de vinagre de Módena.
                       - Queso parmesano.
                       - 4 cucharadas de aceite.
                       - Sal, perejil y pimienta
       Para la salsa: - 1 diente de ajo.
                       - Almendras tostadas.
                       - Ñora molida.
                       - Tomate triturado.
                       - 1 chorrito de vino de Oporto.
   Lo primero que haremos será partir en juliana la cebolla. Echamos dos cucharadas de aceite en una sartén y pochamos la cebolla a fuego lento. Cuando esté transparente y blanda retiramos el aceite, añadimos un chorro de vino tinto y cocinamos hasta que haya reducido la mitad. Incorporamos las dos cucharadas de azúcar moreno y movemos constantemente hasta conseguir que se haga caramelo (yo subí un poco la temperatura del fuego). Añadimos unas gotas de vinagre de Módena y cocinamos unos minutos más, sin dejar de mover. Reservamos. Lavamos el calabacín y lo partimos a lo largo. Lo vaciamos y reservamos. Picamos muy fino la carne del calabacín. Pelamos los gambones y los trocemos (reservamos dos enteros para decorar). Añadimos dos cucharadas de aceite en una sartén y sofreímos el calabacín, cuando estén un poco cocinados incorporamos los gambones troceados. Salpimentamos. Repartimos el relleno entre los las dos mitades de calabacín. Colocamos una capa de cebolla caramelizada encima. Decoramos cada mitad con un gambón y espolvoreamos un poco de queso rayado por encima. Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante unos 15 minutos (con grill en la parte de arriba). 
   Mientras se cocina majamos el ajo y las almendras tostadas en el mortero. Añadimos tomate triturado, una pizca de ñora molida y un chorrito de vino de Oporto. Movemos bien. Colocamos una base de salsa en el fondo del plato y colocamos encima los calabaciones.
¡¡¡Buen provecho!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias de antemano por tu comentario.Cualquier opinión será bien recibida. Un saludo